Leche de almendras

Receta fácil de leche de almendras casera. Alternativa vegana y saludable a la leche de vaca.

Ingredientes

  • 1 taza de almendras crudas
  • 4 tazas de agua filtrada
  • 1 pizca de sal marina (opcional)
  • Endulzante de tu elección (opcional)

Preparación de leche de almendras

  1. Remoja las almendras en agua durante la noche o por al menos 6 horas. Esto ayudará a que las almendras se ablanden y se mezclen mejor.
  2. Escurre y enjuaga las almendras con agua fresca.
  3. Agrega las almendras a una licuadora con 4 tazas de agua filtrada. Añade una pizca de sal y el endulzante de tu elección si lo deseas.
  4. Licúa a velocidad alta durante 2-3 minutos o hasta que las almendras estén completamente trituradas y el agua se haya vuelto opaca y blanquecina.
  5. Coloca un colador fino o una bolsa de leche de nueces sobre un tazón grande y vierte la mezcla de almendras y agua en el colador. Exprime bien la bolsa o el colador para asegurarte de que toda la leche de almendras se haya pasado al tazón.
  6. Vierte la leche de almendras en un recipiente hermético y guárdalo en el refrigerador hasta por 4-5 días.

¡Listo! Ya tienes tu propia leche vegetal casera y deliciosa.

Notas

  • Es una buena alternativa vegana a la leche de vaca, especialmente para personas con intolerancia a la lactosa o alergias a la proteína de la leche de vaca.
  • Es rica en vitamina E, que actúa como antioxidante y protege a las células del daño oxidativo.
  • Contiene menos calorías y grasas saturadas que la leche de vaca, lo que la convierte en una opción más saludable para el corazón.
  • Es rica en calcio, que es esencial para la salud ósea.
  • Es fácil de hacer en casa y no contiene conservantes ni aditivos artificiales.

Algunas opciones para aprovechar el residuo de las almendras (pulp) que usaste para hacer la leche son:

  1. Granola: puedes mezclar el pulp de almendra con avena, frutos secos, semillas y miel para hacer tu propia granola casera.
  2. Hamburguesas vegetarianas: mezcla el pulp de almendra con otras verduras y especias para hacer deliciosas hamburguesas vegetarianas.
  3. Galletas: utiliza el pulp de almendra como sustituto de la harina en la receta de galletas. Agrega algunos chips de chocolate para hacer galletas con chispas de chocolate.
  4. Muffins: puedes agregar el pulp de almendra a la masa de muffins junto con algunas bayas o frutas picadas para hacer muffins nutritivos.
  5. Paté vegetal: mezcla el pulp de almendra con aguacate, jugo de limón y algunas especias para hacer un paté vegetal delicioso.
  6. Smoothies: agrega el pulp de almendra a tu batido de frutas favorito para aumentar el contenido de fibra y proteína.
  7. Hummus: utiliza el pulp de almendra en lugar de los garbanzos para hacer una versión diferente y deliciosa de hummus.

Beneficios de la leche de almendras y el pulp para la microbiota

Tanto la leche de almendras como el pulp de almendra pueden tener beneficios para la microbiota intestinal, también conocida como microbioma.

La microbiota intestinal es un conjunto de microorganismos que habitan en el tracto gastrointestinal y que desempeñan un papel importante en la digestión, el sistema inmunológico y la producción de ciertos nutrientes.

Algunos de los beneficios que se le atribuyen a la leche de almendras y el pulp de almendra para la microbiota son:

  1. Alto contenido de fibra: tanto la leche de almendras como el pulp de almendra son ricos en fibra, lo que ayuda a alimentar a las bacterias beneficiosas en el intestino y promueve la salud digestiva.
  2. Bajo en azúcar: en comparación con la leche de vaca, la leche de almendras y el pulp de almendra contienen menos azúcar, lo que puede reducir el riesgo de inflamación y disbiosis (desequilibrio de la microbiota).
  3. Fuentes de grasas saludables: la leche de almendras y el pulp de almendra contienen grasas saludables, como los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar la salud del intestino.
  4. Pueden contener prebióticos: los prebióticos son fibras no digeribles que ayudan a promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino. El pulp de almendra puede ser una buena fuente de prebióticos, lo que puede ayudar a mejorar la salud intestinal.

Es importante recordar que cada persona es única y que los efectos de la leche de almendras o el pulp de almendra en la microbiota pueden variar. Si tienes alguna preocupación sobre tu salud intestinal, es mejor consultar con un profesional de la salud antes de hacer cambios significativos en tu dieta.

Hola, soy Katalina Zubieta 😊

Nacimos en pandemia, la afición a fermentar surgió como inquietud por mejorar nuestra salud intestinal y así proteger a mi familia en caso de que alguno contrajera el virus.

Sin embargo muy pronto nos dimos cuenta de que eramos una comunidad más grande. Somos "Bacteria Lovers", creamos vida para mejorar nuestra salud. 🦠

Lectura del mes

Merch

Ensalada de pepino con chiles lactofermentados

Otras recetas

Leche de almendras casera

Miso de azukis

Receta de miso de azukis. Pasta fermentada de origen japonés que se elabora a partir de azukis, sal marina y granos de arroz inoculados con koji.

Leche de almendras casera

Amazake de arroz

Receta de amazake. Bebida fermentada tradicional japonesa hecha a partir de arroz y koji, un tipo de hongo utilizado en la producción de alimentos fermentados. Esta bebida dulce y cremosa tiene una textura similar a la de un batido y un sabor suave y ligeramente dulce.

Pin It on Pinterest

Share This